sábado, 15 de noviembre de 2008

Importancia de la comunicación en el autoconocimiento del niño

Un niño está en una etapa en la que descubre su cuerpo, por eso es importante que tanto los padres como los adultos a su alrededor les enseñe, y de forma constante, a respetar su cuerpo, a cuidarlo, a darle conocimiento sobre sus funciones y las implicaciones al realizarse ciertas acciones.

1

Hay que tener claro que si no se tiene la suficiente confianza para acceder a estas conversaciones con el niño, es necesario que se consulte a un especialista y si es al caso un pediatra para que el niño tenga comprensión sobre su cuerpo y evitar ''lagunas'' de conocimiento que facilitaría el distorsión de la realidad gracias a personajes que se dedican a eso.

Es importante resaltar que los términos utilizados deben ser los más adecuados, por ejemplo, y dependiendo del caso, que ya no se hable de sus órganos sexuales como objetos prohibidos o censurados, más que todo cuando se les enseña que no se dice pene sino ''pipi'' o ''pirilolo'', o en las niñas en vez de vagina ''cuquita'', etc.

2
El pudor tan innecesario que sienten las personas en general es notable todos los días y en todos los medios existentes. Esa forma de rechazo hacia palabras o conversaciones sobre sexualidad, o simplemente contra un órgano que ellos mismo portan tiene consecuencias.

Ese pudor genera morbosidad, el descubrir lo prohibido, el estar contra las reglas, ese comportamiento humano tan característico que ha vulgarizado durante la historia cosas, objetos o pequeñas palabras.

3
De esta forma se justifica la importancia del buen uso de los términos reales en un niño. Es muy común que los niños y las niñas inventen apodos para casi todo, pero muchas veces los adultos cometen el error de agravarlo de una manera negativa transmitiendo el temor hacia los temas de sexualidad, lo que convierten en ''tabú''.

Cuando a un niño se le dice que no hay que decir pene, vagina, senos, ano o cualquier otra palabra tomada como ''grosería'', se le está censurando el derecho a conocerse a sí mismo, y se está aportando al circulo vicioso de la terquedad humana. Un niño que conozca su cuerpo va a conocer sus derechos sobre el mismo, va a saber cómo respetarlo correctamente, cómo mantenerlo limpio, y sobre todo cómo protegerlo de los demás cuando es necesario.

Un órgano sexual no es un arma letal, la desinformación si, y la ignorancia una herramienta usada por abusadores que la aprovechan para saciar sus deficiencias.

En la próxima entrada se profundizará más sobre los abusadores sexuales.

Imágenes tomadas de:

1 comentario:

Subcomité de Apoyo Hernando Lópera, Rodrigo gil, Monica Pineda dijo...

No hay publicación de la entrada del anteproyecto del hipermedio.

Mónica Pineda.


Free CursorsMyspace LayoutsMyspace Comments